Entrar o no a la comunidad de gays

Mucho hemos oído hablar sobre los gays, pero cómo saber si somos uno de ellos. Después de escuchar tantas historias de aquellos que, hasta por un tiempo lucían homofóbicos y al cabo de un tiempo logran admitir que simplemente estaban luchando contra su verdadera sexualidad, entonces cómo asegurar si soy o no soy.

Apreciar imágenes, vídeos e incluso compartir con otros con preferencias sexuales diversas, es una manera de disipar las dudad en caso de tenerlas, pues a veces la confusión no deja definirse claramente. Sentir un gusto repentino por otro hombre no te hace gay, tampoco en el caso de las damas las hace lesbianas. Si todos fuéramos sinceros tendríamos que reconocer que en más de una oportunidad hemos admirado la belleza de otro ser de nuestro mismo sexo.

Las mujeres son más abiertas en dicho particular, ellas suelen expresarse halagos, tocarse y hasta demostrar sentimientos cercanos con mucha mayor facilidad. Los hombre, en cambio, se eximen de expresar cualquier tipo de admiración hacia otro chico, mucho menos llegar a los mimos, a menos que estemos hablando de un gay declarado.

En función de lo anterior, cobra importancia explorar a través de vídeos o imágenes pornos, qué sensación se experimenta, ¿es algo pasajero y que obedece a un instinto de curiosidad? o ¿realmente despierta tus pasiones? Ojo, llegar a excitarse con esas imágenes tampoco te confirma que seas gay, pues posiblemente sea una respuesta orgánica. Lo que debes descubrir es qué experimentas en tu mente y hasta en tu corazón.

Los vídeos pornos ayudarán a esclarecer tu mente, pero serán los sentimiento los que realmente te dirán cuál es tu verdadera sexualidad, porque todos nos enamoramos aunque sea platónicamente, y es algo muy grande que no te cabe en tu ser, cuando eso ocurra no habrá dudas y solo debes aceptarte.

Tal vez ese primer amor no te corresponda, pero tranquilo, casi nadie logra concretar una relación con esa primera persona que te mueve el piso. Pero ya sabrás cuál es tu verdadero camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *